Una mirada a Alemania a través de la literatura

Escrito por Rebeca V.

En la actualidad tenemos una amplia idea de la riqueza que poseían  las civilizaciones antiguas, y no solo hablamos de tesoros económicos invaluables si no de la verdadera belleza que inspiran las sociedades; poder echar una mirada al pasado y entender el modo de vida de nuestros ancestros, su desarrollo social y cultural, nos ayuda a comprender la gestación de la humanidad hasta nuestros días. Gracias a diversos símbolos, a la tradición oral y finalmente a la literatura podemos viajar al pasado.

 En efecto, podemos denotar que en el antiguo Egipto, se tomaban grandes construcciones para plasmar la percepción de la realidad en vida y después de la muerte, por otra parte, los incas y los aztecas dejaron jeroglíficos mostrando de alguna manera su paso por la tierra como civilización. Entonces, la importancia de la preservación cultural en el mundo surge debido a la necesidad imperativa de recordar y transmitir ideas, cuentos, historias, leyendas y teorías, a través de los años de generación en generación. Asimismo, para ayudar a la conservación de este conjunto de historias, distintos tipos de personas tomaron la tradición oral  y la plasmaron en papel, convirtiéndola en literatura como una herramienta fundamental; y los hermanos Grimm no fueron la excepción.

En el siglo XIX nacieron los creadores de la filología alemana, los hermanos Jacob y Wilhelm Grimm, extraordinariamente, estos hombres realizaron un compendio de cuentos y palabras con los que nos familiarizamos de una manera profunda con Alemania. Los Grimm, desde siempre sintieron una profunda pasión por recordar y resguardar la cultura y la esencia germana, por lo cual, emprendieron un largo viaje a través de varios pueblos, con la finalidad de  recolectar las historias de tradición oral  pertenecientes a los habitantes, para posteriormente escribirlas y publicarlas.

Los cuentos de los Grimm poseen la cualidad de trasladar al lector a ese momento histórico específico en Alemania, existe una conexión mágica (para expresarlo de una manera), que nos permite  percibir el ambiente, la atmósfera, la gente, cada detalle rico en destellos germanos, he inclusive la escala de colores que caracteriza al clima en este país. Cabe destacar, que lo más importante de estos cuentos, es que realmente no son de los Grimm sino que el ciudadano común alemán fue su creador;  y envueltos en un halo poético, relatan experiencias fundamentales en el ser humano, como lo son: la transición que pasamos de niños a adultos y encontrar un camino en la vida; la supervivencia de cada persona como lucha para seguir de pie y combatiendo el día a día, dando como resultado una fácil compresión de cada uno de ellos, también, gracias al simbolismo básico de la vida que nos dice: “Si haces el bien, te irá bien de lo contrario si haces el mal, será de mala suerte”.

Finalmente, al pasar de los años se va perdiendo la versión original de las historias, porque al momento de relatarlas de un individuo a otro se van modificando, por lo cual los hermanos Grimm le dieron la importancia correspondiente, y se tomaron el tiempo para mantener intacta las tradiciones a través de la literatura; las cuales se convirtieron en patrimonio de la humanidad. Estudios de la UNESCO indican que los Grimm fueron los primeros en recopilar las tradiciones y leyendas europeas, convirtiéndose en las obras de la lengua alemana más reconocidas a nivel mundial.

 Algunos de los cuentos más famosos de los hermanos Grimm son:

  • La cenicienta (Aschenputtel)
  • Blanca Nieves (Schneewittchen)
  • Caperucita Roja (Rotkäppchen)
  • Hansel y Gretel (Hänsel und Gretel)

Con ellos te espera una mirada al pasado!

Please follow and like us:

El ímpetu del idioma alemán

Artículo escrito por Rebeca V.

Los idiomas surgieron como un medio de comunicación debido a la necesidad innata de transmitir ideas, pensamientos, sentimientos y/o realidades, es importante estar al tanto de que cada uno de ellos tiene un origen y una raíz distinta. Por lo tanto, en la actualidad se nos presenta un gran matiz de opciones de lenguajes que podemos aprender, estos resultan fascinantes, de gran utilidad y marcan la diferencia a nivel personal, académico y profesional.

Al momento de aprender una nueva lengua, aparte de que quiebras la barrera lingüística, también comienzas a sumergirte en la esencia cultural que la acompaña y a  su vez surge una nueva forma de ver la vida. Estudios realizados, demuestran que la percepción de la realidad cambia dependiendo del idioma que se habla; lo cual se puede mostrar en el siguiente ejemplo; en español: “las decisiones se toman”, como coger un avión que te transporta de un lugar a otro, en cambio en inglés, estas son parte de pequeños trozos de tu propia creación y finalmente, en alemán; se conocen como a un nuevo amigo.

 

Lo interesante del alemán

Tomando como referencia al idioma alemán, notamos que alrededor del mundo se ha estandarizado el hecho de que su entonación se torna un tanto ruda y en otros casos un poco fuerte, entonces la tendencia es categorizarlo como un idioma difícil de aprender. Sin embargo, no debemos limitarnos y dejar el aprendizaje de este increíble idioma a un lado; debido a que existen varios aspectos gramaticales, culturales, económicos y sociales, que pueden resultar atrayentes para un individuo que se interese por añadir a su vida un pedazo de esta gran energía y conocimiento.

Se puede decir, que el ímpetu o lo interesante del alemán comienza a partir de su riqueza gramatical, ya que muchas palabras surgen de la combinación de dos o más componentes y resulta ser un idioma bastante lógico y creativo, lo cual puede ser bastante atractivo intelectualmente para personas hispanohablantes porque las dos lingüísticas se oponen. Por otro lado, si ya se tiene dominio del inglés, se va a encontrar mucha similitud por el origen germánico del idioma, y el proceso de aprendizaje será más fácil.

 

No subestimes tu capacidad de aprender

Para que el proceso de aprendizaje del alemán como idioma extranjero sea efectivo, se recomienda seguir una serie de pasos o actitudes que te ayudaran en esta nueva etapa, tales como:

  • Motivación:

Cuando empezamos a aprender un nuevo idioma y sobre todo el alemán que resulta ser tan diferente al español, es necesario crear un hábito de aprendizaje que se convierta en un aliado en este nuevo camino; de esta manera podremos conseguir un buen motivo para incentivarnos.

  • Compañero:

Una excelente forma de que seamos participes en nuestro propio aprendizaje, es que al menos tengamos un compañero el cual sea de ayuda para practicar el idioma.

  • Inmersión:

Para los hablantes nativos del español, el alemán es un idioma completamente distinto lo que conlleva a realizar una inmersión total en el mismo.

  • Constancia:

Una vez que se haya creado el hábito de estudio, la constancia y dedicación formarán parte esencial en el desarrollo de esta nueva lengua.

Por último, es importante que no subestimes tu capacidad de aprender y que encuentres una manera útil de utilizar el alemán.

Mucha suerte en tu nueva etapa!

Please follow and like us: